Largo Caballero y el golpe de Estado de 1934.

La Puerta del Sol bajo la Huelga General
Al llegar la tarde sonaban los primeros tiros y las calles quedaban desiertas, cerrados balcones y portales, y echados los cierres de comercios y cafés. (Mundo Gráfico, 17/10/1934)

Largo Caballero y el golpe de Estado de 1934

Pocos españoles hubieran imaginado en abril de 1931 que, tres años después, el recién nombrado Ministro Socialista de Trabajo sería el principal responsable de dar un golpe de Estado contra la propia República.

Vas a conocer la historia de Largo Caballero, el "Lenin Español" que abrazó a la vía revolucionaria contra el régimen que había jurado defender.

Ambiente político anterior al golpe de estado de 1934.

El verano de 1934 venía caliente. Un rosario de huelgas habían tratado de impedir la recolección de la cosecha en España.

Por otro lado, los ayuntamientos del P.N.V. estaban en pie de guerra por un impuesto que no les convenía, y la Generalidad (en manos de E.R.C.) se había declarado en rebeldía.

A Ricardo Samper, el Presidente de Gobierno del momento, no paraban de crecerle los enanos. 

Al Gobierno-títere que había pergeñado Alcalá-Zamora, tras cargarse a Lerroux en Abril, le quedaban tres telediarios. Caería en cuanto sus señorías volvieran de sus vacaciones.

*   *   *

Así llegamos a septiembre, mes en que la atmósfera política se cargó de forma alarmante.

El Tribunal Constitucional había declarado ilegal la Ley de contratos de cultivo de la Generalitat, y E.R.C. lo utilizó como antorcha de separatismo.

La ley venía a ser la versión catalana de la reforma agraria. Como en Cataluña no había latifundios ni jornaleros, la Esquerra se fue a pescar los votos de los «rabassaires»: 

Agricultores que explotaban tierras arrendadas desde tiempo inmemorial en base a contratos del derecho catalán.

Según Companys (casualmente fundador del sindicato de rabassaires) existía una “injusticia secular» que solucionó por la vía rápida: su ley facilitaba a los suyos apropiarse las tierras que trabajaban.

Lógicamente los propietarios pusieron el grito en el cielo, en este caso respaldados por la "Lliga Catalana": el partido que había promovido el recurso de inconstitucionalidad en Madrit.

«La agresión a Cataluña» (Companys dixit) se trataba al fin y al cabo de un conflicto entre catalanes: los abuelos de Puigdemont contra los de Junqueras.

¿Cual era la diferencia?

Que en los años 30 la política "de clase" les distanciaba mucho más de lo que pudiera unirles el catalanismo.

De manifa por Madrid

Lo de ir a manifestarse a Madrid no es nuevo.

El Institut Agrícola Catalán de Sant Isidre fletó cinco trenes especiales el 8 de septiembre que iban cargados de payeses cabreados con la ley. 

Casualmente, al Institut Sant Isidere le acababan de incendiar su local en Barcelona.

Gil-Robles (recién llegado de su luna de miel), y otros destacados líderes del centro y la derecha española acudieron al acto en señal de solidaridad.

Por su lado, el ambivalente Lerroux (líder de los Radicales) manifestó su adhesión, pero al viejo zorro no le convenía hacerse la foto con la derecha y excusó la asistencia.

Payeses catalanes perjudicados por la Ley de Cultivos
Expedicionarios catalanes llegan a Madrid para asistir al acto del Monumental Cinema.(Ahora, 8/09/1934)

Está claro que el P.S.O.E. estaba conchabado con Esquerra.

Verás.

Intentó sabotear la «isidrada» madrileña con una huelga general. Ojo: sin previo aviso, le dieron apariencia de un paro espontáneo popular.

Por su parte, la Generalidad puso controles en las carreteras para sabotear el paso de los autobuses que se dirigían a Madrid.

La jornada fue un ensayo de lo que vendría el mes siguiente:

  • seis muertos,
  • ochentaiseis detenidos,
  • la clausura del local de U.G.T. de la calle Fuencarral, donde la policía encontró un alijo de armas.

*   *   *

El episodio del vapor "Turquesa"

El 11-S, dos días después de la huelga, el cuerpo de carabineros interceptó el vapor “Turquesa” desembarcando un alijo de armas en S. Estaban de Pravia (cerca de Avilés).

El barco se puso a la fuga, pero los agentes requisaron una camioneta de la Diputación Provincial de Oviedo (en manos del P.S.O.E.) cargada con 116.000 cartuchos de Mauser de 7,5mm.

Otros seis vehículos consiguieron escapar.

El descubrimiento causó gran polvareda mediática porque revelaba la existencia de contrabando de armas a gran escala con fines golpistas.

La inminencia de la revolución era un secreto a voces en España.

¿Cómorr?

Investigaciones posteriores demostraron que el armamento provenía del Consorcio Nacional de Industrias Militares 

(un Organismo Estatal creado por Azaña para vender armas en el mercado internacional)

La partida provenía de una venta realizada a revolucionarios portugueses que habían querido meter un susto al dictador Antonio de Oliveira Salazar con ayuda del Gobierno español.

La operación con los portugueses había salido mal, y antes de que el bisness provocara un conflicto con Portugal, dejaron las armas almacenadas en un almacén del arsenal militar de Cádiz. 

Finalmente fueron embarcadas en el vapor Turquesa, supuestamente con destino a Yibuti.

Se descubrió que el arsenal había sido pagado con fondos de la mina "San Vicente": una mina autogestionada por el Sindicato de los Obreros Mineros Asturianos (S.O.M.A.-U.G.T.) desde los tiempos de la dictadura de Primo de Rivera.

"No podemos ser dudosos: cuando la policía descubrió, por pura casualidad, un depósito de pistolas en Cuatro Caminos, dijimos, sin demasiados rodeos, que las pistolas eran nuestras." (El Socialista, 13/09/1934)

La policía francesa detuvo el vapor Turquesa, dos meses después, en aguas de Burdeos. En sus bodegas aparecieron los fusiles, ametralladoras y granadas que no habían podido descargar en Avilés.

¡Oh!

Detrás del chanchullo, aparecía Don Horacio Echevarrieta.

Te preguntarás quién es Don Horacio Echeverrieta.

Era un magnate empresarial que recurrió al Gobierno de Azaña para vender un submarino que había sido construido durante los tiempos de la dictadura de Primo de Rivera.

Digamos que el advenimiento de la República pilló a Echevarrieta con “el pie cambiado” y el submarino se le pudría en un astillero.

¡Oh! my...

Este pollo es recordado como el «ciudadano Kane español» por hunos y «ciudadano Kane vasco» por hotros (depende quien lo cuente).

Es el mismo que vendió “El Liberal de Bilbao” a Indalecio Prieto en 1932, cuando era Ministro de Obras Públicas.

Don Inda había sido secretario de la familia Echevarrieta en sus años mozos.

¡Oh my Gooood!

*   *   *

Aparecen más depósitos de armas

Nueve días después, el 20 de septiembre, la Guardia Civil detenía en la Ciudad Universitaria de Madrid un camión cargado con armamento y octavillas de las Juventudes Socialistas.

Los detenidos declararon ser estudiantes, pero no aparecían matriculados en ninguna facultad.

La semana siguiente, la policía madrileña incautó en el domicilio de un exdiputado socialista un laboratorio de fabricación de bombas (en un chalet de Ciudad Lineal)

También requisaron un depósito de armas en un chalet de la colonia socialista de Ciudad Jardín.

Si sigues la prensa de la época verás que hubo más incautaciones de depósitos de armas en otras provincias españolas durante los días siguientes.

Declaraciones de Largo Caballero a Renovación 11 días antes del golpe de Estado de 1934
Declaraciones de Largo Caballero 11 días antes del golpe de Estado: "Estamos a las puertas de una acción de tal naturaleza que conducirá al proletariado a la revolución social" (Renovación, 23/09/1933)

El detonante del golpe de Estado del 34.

Entran tres ministros de la C.E.D.A. en el Gobierno.

Así fue pasando el otoño... hasta que llegamos al 4 de octubre.

Los intentos de contemporización del Gobierno títere de Samper con la Generalidad no prosperaban. El Parlamento catalán puso la guinda al aprobar una nueva ley calcada a la que había impugnado el Constitucional.

Seguían apareciendo alijos de armas en las casas del pueblo, mientras, el PSOE acusaba al Gobierno de represión policial obrera.

Total, que el bueno de Gil-Robles decidió tomar cartas en el asunto. Al fin y al cabo era el líder del partido más votado en las últimas elecciones.  

Esto es lo que puso en sus memorias:

“más pronto o más tarde habíamos de enfrentarnos a un golpe revolucionario, siempre sería preferible hacerle frente desde el poder”.(Fuente: "No fue posible la Paz")

La crisis quedó planteada el mismo día que los diputados volvian de sus vacaciones (apenas veraneaba el 10% de la población).

Gil-Robles retiró el apoyo a Samper e hizo caer al Gobierno. Estaba claro que sin los votos de la C.E.D.A. no se podía gobernar.

Habían pasado diez meses desde las últimas elecciones. 

Esta vez, a Alcalá-Zamora no le quedó otro remedio que mandar formar un Gobierno que, ¡por fin!, reflejara mínimamente la composición del Parlamento.

Don Niceto se tragó el sapo e invitó a formar gobierno a Alejandro Lerroux, el líder de los radicales, el mismo al que había obligado a dimitir 6 meses antes.

El viejo zorro negoció rápidamente un nuevo Gobierno en el que entraron tres ministros de la C.E.D.A. No sé que pensarás tú, pero no parecen muchos tratándose del partido con más escaños en el Parlamento.

¿Y qué pasó?

Que se armó la marimorena.

Lo cierto es que Gil-Robles intentó calmar suspicacias: no forzó entrar personalmente en el gabinete, y propuso tres ministros de claro perfil republicano.

Para que te hagas una idea: 

  • La rama conservadura de la C.E.D.A. apodaba al Ministro de Agricultura «el bolchevique blanco».
  • El de Trabajo era un tránsfuga. Hombre de confianza de Azaña durante el primer bienio. Había ocupando los cargos de Gobernador civil de Barcelona y Fiscal General.
  • El de Justicia se había presentado formando candidatura conjunta con el P.N.V. en las elecciones del 31.

Ya me dirás.

Tres ministros entre quince, y ninguna de las carteras era estratégica para el "asalto al poder" que denunciaba la izquierda.

Daba igual. No sirvió de nada.

La entrada en el Gobierno del partido más votado en las elecciones fue calificada como una "audaz intentona fascista" y se destapó la caja de los truenos.

El ataque definitivo se produjo el 4 de octubre de 1934.

Como venía siendo habitual, las hostilidades se iniciaron con una nueva huelga general sin previo aviso. 

Al llegar la noche Madrid estaba totalmente paralizado y empezaban los primeros tiroteos en Prosperidad, el cuartel de la Montaña y la cárcel Modelo.

*   *   *

Antes de seguir adelante, hablemos de la carrera política de Largo Caballero.

La excusa fue la entrada de la C.E.D.A en el Gobierno, pero el hecho es que las amenazas socialistas habían empezado mucho antes de que nadie pudiese imaginar que la derecha llegaría algún día al Poder.

Vas a conocer los entresijos del golpe de Estado más anunciado de la historia de España.

Verás.

La conversión de Largo Caballero en Lenin español.

Largo Caballero era un histórico del P.S.O.E.

Tras la muerte de Pablo Iglesias, fue el principal responsable de la política colaboracionista que adpotó la U.G.T. con la dictadura.

Sin embargo, al llegar la II República, Caballero se volvió más extremista que nadie porque necesitaba hacerse olvidar que había sido Consejero de Estado del dictador Miguel Primo de Rivera.

Ocupa la primera Cartera de Trabajo de la República, y se pasó los dos años siguientes viajando en coche oficial, y recibiendo honores de las fuerzas de seguridad del Estado como influyente ministro socialista.

Eran los tiempos del primer bienio de Azaña que gobernó en coalición con los socialistas.

Todo en orden.

Sin embargo; la historia da un giro inesperado en septiembre de 1933. El P.S.O.E. se queda fuera del Gobierno y Largo Caballero pierde su querido Ministerio.

Se siente como un amante despechado y pierde su fe en la democracia.

Como lo oyes.

Tenía 65 años. Una edad en la que cualquiera estaríamos pensando en jubilarnos con sopitas y buen vino. Sin embargo, nuestro hombre era de otra pasta, decide echarse al monte en pos de su sueño húmedo de redención obrera. 

Y lo hace con tal vehemencia y fanatismo, que se convierte en el p*to amo del socialismo español. Consigue acaparar nada menos que:

  • La presidencia de la ejecutiva del P.S.O.E., 
  • la presidencia de la todopoderosa U.G.T.
  • y el liderazgo absoluto de las juventudes socialistas.

Mientras había sido Ministro, el futuro Lenin no había parado de dar caña a las organizaciones proletarias de la competencia.

¿No me crees?

Reprimió sin contemplaciones las intentonas revolucionarias anarquistas y comunistas del primer bienio y sólo habían pasado 8 meses desde la matanza de Casas Viejas

Pero coincidiendo con la pérdida del coche oficial, Largo Caballero se da cuenta que es imposible “realizar una obra socialista dentro de una democracia burguesa” y se transforma en el nuevo mesías agitador dispuesto a unificar el izquierdismo revolucionario.

Chúpate esa.

Cuerda de presos anarquistas por la revuelta de Figols
Cuerda de presos anarquistas tras la revuelta minera del LLobregat, siendo Largo Caballero Ministro de Trabajo. (Mundo Gráfico 26/01/1932)


En verano de 1933 toda España veía venir la caída de Azaña. Largo Caballero el primero, intuye que se le acaba el chollo y cambia de discurso en el famoso mitin del cine Pardiñas:

Si "no nos permiten conquistarlo [el Poder] con arreglo a la Constitución y las leyes, tendremos que hacerlo de otra manera".

Ah!

Pocos días después, repite la misma cantinela ante las entusiastas juventudes que pasaban el verano en un campamento del partido.

"El Socialista" 13/08/1933

Sin embargo, es durante la campaña electoral en noviembre cuando a Largo Caballero definitivamente se le va la olla a Camboya.

Mucho antes, por tanto, de que la C.E.D.A. ganara las elecciones de 1933 y se supiera que podría formar gobierno.

Discurso en pre-campaña a las Generales de 1933. (Fuente: "El Socialista, 24/09/1963)

Largo Caballero Lenin español

Fue precisamente en esta campaña electoral cuando las juventudes socialistas empezaron a aclamarle como "el nuevo Lenin español".

No había mitin en que no amenazara sacar las masas a la calle si los “fascistas” ganaban las elecciones.

"si nos lanzamos a la calle, no respetaremos nada, porque una vez se tiene benevolencia, pero dos, no." (Mitin electoral en el Cine Europa, 28/11/1933)

Sin embargo, el P.S.O.E. sufrió una tremenda debacle electoral (perdió 53 escaños) y, una vez más, el viejo zorro hace alarde de pragmatismo dando un nuevo giro a su discurso:

"por ahora nos conviene seguir atados al Parlamento burgués" (Mitin en el Teatro Metropolitano, 20/04/1934).

A pesar de todo, para «la mula Honesta» (en palabras de Besteiro) no era incompatible jurar el escaño e incendiar al mismo tiempo a las masas obreras.

En definitiva: sus mítines seguían apestando a violencia clasista.

Declaraciones de Largo Caballero al periódico Luz
Manifestaciones de Largo Caballero en el V Congreso de las Juventudes Socialistas. Fuente: Periódico, Luz (21/04/1934)

Caballero no se daba cuenta de que una dictadura es una dictadura, por muy del proletariado que sea.

No sé qué pensarás tú, a mí me queda claro que le importaba una higa el resultado de las elecciones.

*   *   *

Sigamos. Nos estamos acercando al golpe del 34.

"El Debate" (órgano de expresión de la C.E.D.A.) publicó el 2 de enero un llamamiento a la concordia que fue contestado al día siguiente en el editorial de "El Socialista": 

"¿Concordia? No. ¡Guerra de clases! Odio a muerte a la burguesía criminal”.

Hasta entonces todo habían sido latiguillos de mitin; pero ya habían pasado dos meses desde las elecciones, y los socialistas seguían más cerrados que el coño de una muñeca. 

Entonces el presidente del Gobierno (Lerroux) les retó a repetir en el Congreso las amenazas que vertían en la calle.

Buena la armó.

Dicho y hecho.

El 7 de febrero Indalecio Prieto anunciaba en el Congreso (discurso en pdf) que el apoyo de la C.E.D.A. al partido Radical cerraba: 

"al proletariado el camino de su redención" y anunció solemnemente que el deber de los socialistas era "ir a la revolución con todos los sacrificios", obligados a defender las "esencias constitucionales".

Cá-ga-te-lo-ri-to.

Pues espera, que no acaba aquí la cosa.

A la salida de la sesión, Largo Caballero declaró al "Heraldo de Madrid" que estaba muy agradecido al Gobierno,

(atento a la chulería)

por “facilitarnos la tribuna parlamentaria para difundir nuestras doctrinas y nuestro propósito, y poner a nuestra disposición el «Diario Oficial» para que el Estado nos imprima gratis el discurso”.

Para rematar la faena, el editorial de "El Socialista" del día siguiente decía lo siguiente:

“El Gobierno puede darse por notificado oficialmente de nuestros propósitos”.

No sé como lo ves tú: «Más claro: agua»

¿Que va a pasar en España? El P.S.O.E. amenaza con la guerra civil
El periódico moderado "Ahora" hace un recuento de los partidos "que defenderían el régimen amenazado" y los que "se lanzarían a la revolución o la contrarevolución" ante la "amenaza de una guerra civil" por el "propósito de los socialistas" (16/Feb/1934)

Golpe de estado del 34: un golpe sin padre conocido.

A pesar de ser el más anunciado, el golpe de Estado de 1934 es el único de la historia de España que no tuvo el típico pronunciamiento.

Nadie se molestó en publicar el tradicional bando o manifiesto.

La Revolución de Octubre apareció como un expósito a la puerta de un hospicio: sin padre conocido.

El hecho cierto es que los líderes socialistas negaron su autoría y cargaron con el turrón a los obreros.

*   *   *

Los oxpertos en historia afirman que el gobierno controló fácilmente el golpe de Estado en Madrid; pero lo cierto es que paralizó la vida de la capital durante 9 días.

Los «chíviris» no tenían ninguna posibilidad ante las fuerzas de seguridad del Estado. Eso está claro.

Sin embargo, cambiaron de táctica una vez fracasados los primeros asaltos a cuarteles, comisarías y edificios públicos y empezaron los asesinatos selectivos y el “paqueo”.

Francotiradores anónimos se dedicaban a sembrar el terror desde balcones y azoteas cuando caía la noche.

Controles policiales en Madrid (Fuente: Periódico Ahora, 17/10/1934)

Nueve días de toque de queda: tranvías y bocas de metro custodiadas por soldados, prohibición de circular coches particulares y humillantes registros a ciudadanos.

Largas colas rodeaban los establecimientos de comestibles. No olvidemos que la mayoría de los madrileños vivían al día, solo los ricos tenían nevera en aquella época.

El ejército (ayudado por voluntarios civiles) tuvo que hacerse cargo de los servicios públicos y de suministro:

Para agravar las cosas, se constató que el Alcalde (del partido de Azaña) colaboraba con los rebeldes, por lo que se procedió a militarizar las tahonas.

La fiesta acabó con treintaitantos muertos (solo en Madrid).

Militares buscan francotiradores en las azoteas de Madrid
El ejército usa reflectores para evitar que los "pacos" disparen desde las azoteas. (Fuente: Revista Crónica 14/10/1934)

*   *   *

Largo Caballero se movió aquellos días disfrazado de enfermero en una ambulancia de la Cruz Roja. Cuando finalmente fue sofocada la revuelta, se dejó detener en pijama en su domicilio fingiendo sorpresa por la detención.

Nunca se declaró responsable y, amparado por su inmunidad parlamentaria, evitó la fiscalía militar que pedía cadena perpetua.

Finalmente el Tribunal Supremo lo absolvió por falta de pruebas un año después.

Y mientras Largo Caballero renegaba de sus partidarios...

  • Unos 8.000 revolucionarios (la mayoría obreros) abarrotaban las cárceles españolas.
  • 3.000 heridos se lamían las heridas,
  • y mil y pico muertos recibían sepultura de sus familiares.
Se dice pronto.

*   *   *

Indalecio Prieto logró escapar escondido en el maletero de un coche y reapareció en París a finales de Octubre.

Lo primero que hizo fue reconocer la responsabilidad del P.S.O.E. ante la agencia HABAS.

Ocho años después (el 1 de Mayo de 1942), Prieto manifestó en el Círculo Pablo Iglesias de México su sincero arrepentimiento "ante España Entera" por su participación en aquellos hechos.

Pues a pesar de todas estas pruebas, los oxpertos en historia subvencionada aprovechan la orfandad de la "revolución", para colocarnos que todo fue debido a un "chispazo obrero".

O sea, el "pueblo" que estaba muy cabreado con las políticas "regresivas" de la derecha, y tal.

Vale.

Don Inda acusó al Gobierno ante la prensa extranjera haber empleado “medidas extremadamente violentas, como si se tratara de una guerra”. 

Una vez más "El Escapista" (era el tercer intento de golpe de Estado en la vida de Don Indalecio) recurría al mito de la Leyenda Negra. 

Se le olvidó mencionar que sus mineros habían destruido el casco histórico de Oviedo a golpe de dinamita.

Tampoco dijo que los dirigentes socialistas asturianos aprovecharon el follón para robar 14 millones de pesetas (unos 27 millones de euros en dinero actual) de la sucursal del Banco de España...

La Universidad de Oviedo fue totalmente destruida con dinamita, solo quedó en pie la estatua de bronce de su fundador.

Consecuencias del golpe de Estado de 1934.

Para mí, la principal secuela del 4-O es que la República quedó muy desacreditada ante la mayoría de los españoles.

Hunos empezaron a preguntarse: ¿Por qué tengo yo que respetar la República, cuando no la respetan ni los republicanos?.

El dilema era tan lógico como peligroso.

Los hotros se vieron en una encrucijada:

¿Cómo convencer ahora a las masas obreras (en paro, hambrientas, y alucinadas con la lucha de clases) que había que volver a la línea de colaboración con los burgueses?.

Resultado: el grado de polarización social alcanzó niveles extraordinarios que no remitieron hasta la guerra.

En particular entre los jóvenes. Sin duda el grupo de edad que adoptó con mayor entusiasmo las nuevas corrientes totalitarias que venían de Europa.

Mientras, la gente más mayor (españoles nacidos a finales del XIX) constató decepcionada que la democracia liberal (un sueño incumplido desde la revolución francesa) era imposible en España.

En 5 palabras: mal momento para la democracia.

*   *   *

«Vamos a echar abajo el régimen de propiedad privada. No ocultamos que vamos a la revolución social. ¿Cómo? (Una voz en el público: ‘Como en Rusia´). No nos asusta eso». (Mitin de Cádiz 24/05/1936 - 55 días antes de la Guerra Civil)

La industria y el comercio no se recuperaron del colapso económico que provocó la rebelión. La incertidumbre paralizaba las decisiones de inversión en España y la economía se estancó.

Mientras, el paro alcanzaba cifras récord en un contexto de crisis económica mundial. 

Un nudo gordiano: sin resolver el paro no habría paz social, y sin paz social, el capital siguiría escondido (en aquella época no había prestaciones sociales.) 

*   *   *

Los historiadores progres se niegan a reconocer que el golpe de Estado del 34 es el primer acto de la guerra civil.

Ni siquiera que fuera el prólogo, ni siquiera un intento de golpe de Estado.

Nos lo cuelan como una "revolución" del «pueblo incontrolado», porque supondría perder autoridad moral para enjuiciar el golpe de Estado (el definitivo) que vendría unos meses después.

Y así vamos tirando...

Personalmente creo que, después octubre de 1934, era ya muy difícil recuperar la democracia, y buena parte de la culpa la tuvo nuestra clase política, que si has llegado hasta aquí, verás que no puso demasiado empeño en evitarla.

La casta prefirió seguir viviendo en su mundo de ponys de colores mientras España se desangraba.

Lo iré explicando en próximos capítulos.

Largo Caballero en el asedio al Alcázar de Toledo (1936) Fuente: Ann Ronan Picture Library

*   *   *

Este artículo forma parte de una trilogía:




4 comentarios:

  1. Tres fueron las intentonas de golpes de estado en la República, Sanjurjo en Sevilla, Sanjurjo, le condenaron y le perdonaron desde Portugal pero Dios le castigo y no le perdonó, luego vino Mola y la organizo Requetes falangistas y el fascismo alemán e italiano consiguieron, pero el chato de Mola la palmo, bien empleado estuvo. Luego eligieron al oportunista Franco, con el voto en contra del general Cabanillas que de sobra le conocía, tampoco lo aprobó su propio padre que dijo: mi Paquillo ""va a gobernar España!! pero so no sabe gobernar ni su propia casa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leerme. He tratado el golpe de Sanjurjo aquí: https://salvoconductosguerracivil.blogspot.com/2019/10/el-golpe-de-estado-del-general-Sanjurjo-de-1932.html

      Eliminar
  2. He descubierto recientemente y por casualidad su magnifico blog.
    Respecto al tema que ocupa, está claro la deriva revolucionaria que tomo el PSOE a partir de 1933, y es más que evidente que la entrada de los tres ministros de la CEDA no fue más que una excusa para el golpe de estado de octubre de 1934. Más de 1500 muertos en 26 provincias dejan claro que no se trató de una simple huelga.
    Para Largo Caballero la burguesa república no era más que una transición a su ansiada dictadura proletaria, que tenia que imponerse mediante la violencia.
    Lo dicho, muy buen trabajo, tengo aún mucho que leer por aquí.

    ResponderEliminar